Noticias

Inicio | La vida fluye donde antes había desolación, así es ser vecinos de MLR

La vida fluye donde antes había desolación, así es ser vecinos de MLR

14 enero, 2022
En la pulpería de la familia Martínez frente a MLR Forestal, algunos trabajadores también compran su provisión quincenal.
En la pulpería de la familia Martínez frente a MLR Forestal, algunos trabajadores también compran su provisión quincenal.

Una empresa que genera 500 empleos es importante no solo por los empleos por sí mismos, sino por el dinamismo que crea a su alrededor. Esto es más visible en una zona rural como el Empalme La Bú, en Siuna, el hogar de MLR Forestal.

MLR, al no encontrarse en el pueblo como tal, sino a aproximadamente quince kilómetros del mismo, ha propiciado que haya más habitantes en un área que antes estaba bastante despoblada. Gerarda Cruz Picado, tiene 55 años de edad, es conocida como doña Laya y es vecina del Empalme a donde llegó hace cuarenta años, «cuando solo el tigre gritaba», según cuenta entre risas. En aquel entonces lo que ahora es la comunidad «era pura montaña» y aunque con el tiempo llegarona a vivir familias, antes del establecimiento de la empresa «no había movimiento de gente, todos pasaban para Siuna y las casas eran poquitas, quizás unas cincuenta».

Cuatro iglesias y más de trescientas casas

Doña Laya rememora que cuando no existía MLR en la zona «el pobre le trabajaba al rico» y predominaban la ganadería y la agricultura, que es a lo que se dedicaba su familia, quienes sembraban maíz y frijoles. No obstante, con la presencia de la empresa su vida ha cambiado pues ahora tiene una pequeña abarrotería donde vende azúcar, arroz, aceite, jabón y «un poco de cada cosa» y además un bar.

«Si no fuera por esta empresa habría un ‘ladronismo’ que ni quiera Dios, quién los aguantaría. Y es que todo esto ha cambiado, ahora hay más de trescientas casas, hay cuatro iglesias, bastante gente, la mayoría trabaja en la empresa». De hecho, uno de los cuatro hijos de doña Laya «se crió trabajando para MLR», pero ahora vive en otro país.

Trabajo y prosperidad en la pulpería de los Martínez

Elder Martínez e Ivania Martínez son esposos y ambos tienen 25 años de edad. Ellos y su bebé Oniel son los vecinos más cercanos de MLR: viven justo en frente de la entrada a la empresa. Hace seis años, cuando Ivania se casó con Elder, construyeron una casa sencilla y pusieron una pulpería. Hoy esa casa tiene dos pisos y, aparte de la pulpería, en este 2022 tendrán una tienda de ropa y zapatos.

La casa de la familia Martínez. A la izquierda se observa la antigua pulpería de los Martínez que se trasladará al primer piso de la nueva construcción.

«Nos decidimos a poner la pulpería porque como estamos justo en frente, viene bastante gente, compran y nosotros tratamos de tener todo lo que necesitan», explica Ivania desde la ventana de su surtido negocio.

Durante el día, tanto trabajadores de MLR como personas que bajan o suben de los buses que van a Siuna o vienen de lugares como Waslala, compran en la venta de los Martínez, pero no siempre fue así. «Lo que mi esposo me ha contado es que antes había tres casas aquí y en frente era una finca, pero con la venida de la empresa ha crecido el caserío, hay más gente así que podemos abrir de seis y media de la mañana hasta las siete de la noche».

Ivania sonríe en el espacio que ocupará la tienda y que ya está casi listo. Ella comenta que la idea es que la casa familiar sea en el segundo piso y abajo poder tener la pulpería y a la vez exhibir la ropa y zapatos que su esposo actualmente vende en las comunidades vecinas. Afuera se detiene un bus y pasan algunas motos, la vida fluye en esa región antes desolada, en gran parte gracias a MLR Forestal.

Compartir

Pilares de nuestra operación

ico-inversion
01

Inversión de impacto

Impulsamos inversiones en la Costa Caribe Norte que generan empleos de calidad, dinamizan la economía, tecnifican la mano de obra y recuperan la vocación forestal de la zona.

ico-fomento
02

Fomento de la sostenibilidad

Desarrollamos sistemas agroforestales altamente productivos de teca, cacao y en asocio, sin sacrificar el medioambiente y el bienestar de generaciones futuras.

ico-desarrollo
03

Desarrollo comunitario

Practicamos la responsabilidad social intercultural con las comunidades mestizas e indígenas vecinas a nuestra operación, a través de la inversión en el capital social de la región, y el respeto a los pueblos originarios.