Noticias

Inicio | Aula Verde: educación ambiental vivencial y lúdica para los niños de Siuna

Aula Verde: educación ambiental vivencial y lúdica para los niños de Siuna

30 julio, 2021
Aula Verde MLR Forestal educación ambiental
La iniciativa de educación ambiental Aula Verde es implementada por MLR Forestal en escuelas de Siuna desde hace año y medio.

Durante una mañana, el salón de clase de quinto grado de la Escuela Flor de Pino ubicada en la comunidad rural Empalme La Bú, Siuna se torna diferente. Deja de ser un espacio donde se enseña Matemáticas, Español, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales y se convierte en un Aula Verde. Hoy los niños y niñas aprenden sobre biodiversidad, animales en peligro de extinción y cuido del medio ambiente de una manera vivencial y lúdica. Así es el programa de educación ambiental de MLR Forestal.

Los niños y niñas se encuentran expectantes y atentos. Abiécer Soza, responsable de biodiversidad de la empresa, les muestra con un proyector fotos de la fauna que habita los alrededores y los estudiantes alzan la voz al identificar a los animales. “¡Una guardiola (zarigüeya)!” “¡Un picón (tucán)!”, gritan emocionados. Lo siguiente serán un par de cortometrajes animados sobre el mono araña y el trabajo en equipo.

Aula Verde combina las presentaciones audiovisuales, con las dinámicas, juegos y experimentos al aire libre.

Una iniciativa para despertar el amor por la naturaleza

Cleomara Urbina, responsable de Aula Verde, cuenta que la iniciativa empezó cuando MLR Forestal se hizo miembro de la Red de Reservas Silvestres Privadas de Nicaragua, pues la Red tiene este programa desde hace varios años. “Nosotros tenemos año y medio trabajando. Yo recibí capacitaciones en varios lugares de Nicaragua. Lo que se pretende con Aula Verde es despertar en las personas el amor a la naturaleza y nada mejor que aprender haciendo”, explica Urbina.

Acerca del entusiasmo y participación de los alumnos durante las visitas de la empresa, Urbina afirma que “los niños saben mucho, sin embargo, no tienen suficiente información, o sea conocen lo que hay a su alrededor, pero no más allá. Creo que es por eso que cuando venimos no quieren que nos vayamos y luego nos preguntan que cuándo vamos a volver”.

En el salón, ahora los niños juegan a identificar animales mediante una dinámica. Soza y Urbina organizan dos grupos de diez personas cada uno, los separan en parejas y pegan con sellador sobre la frente de cada niño la imagen de un animal. Ahora, deben adivinar, solo con pistas, qué animal tienen en la frente. Hay risas, gritos, diversión y nuevos datos para reconocer diferentes especies.

Los estudiantes de quinto grado de la Escuela Flor de Pino juegan a identificar animales durante Aula Verde.

El reto de transmitir conocimiento en tiempo de pandemia

Este centro educativo es el más cercano a las oficinas de MLR Forestal en Siuna. Está ubicado a poco más de un kilómetro de distancia y es, junto a la escuela San Francisco de Asís, ubicada en la comunidad San Miguel #1, uno de los dos lugares donde se desarrolla Aula Verde. Contando ambas escuelas cerca de ochenta niños han recibido el taller.

Urbina señala con pesar que, cuando apenas iniciaba la ejecución de Aula Verde, llegó la pandemia causada por el virus Covid-19 y que eso ha ralentizado la labor. “Pero a pesar de eso, aparte de las escuelas, en San Miguel #1 hemos tenido actividades con líderes comunitarios y con los colaboradores de la empresa porque Aula Verde también se hace con adultos”.

El cortometraje de trabajo en equipo se mostró porque ahora los niños, previamente divididos en grupos de cuatro, dejan el salón y parten al pequeño huerto de la escuela. Es un terreno al aire libre, con árboles y ahí experimentarán la recolección y observación de insectos. Estos serán ubicados en el terreno, capturados con pinzas e introducidos en recipientes transparentes y herméticos que además disponen de una lupa en la parte superior. Después de unos minutos, cada equipo hablará de cómo fue su experiencia y mostrará sus insectos en una manta blanca colocada sobre la grama. Al finalizar, los animales son liberados en los mismos lugares donde fueron hallados.

De regreso en la sala de estudios, llega el momento del compromiso. Urbina le facilita a cada estudiante un papel donde cada uno escribirá cuál es el compromiso que asume con la naturaleza. Todos se disponen a la tarea con seriedad y concentración. A continuación, cada uno se pone en pie y lee su escrito.

“Que los animales vivan felices con sus hijos y sus familias”

Boniell González López se compromete a “cuidar a las criaturas pequeñitas”. Kendri Medina Díaz a “no matar a los pájaros, no botar basura en lugares no adecuados y no trozar los árboles”. Suni Cantillano Martínez a “cuidar los animales para que puedan vivir felices con sus hijos y sus familias”.

Donald Guido Medina, subdirector del centro, expresa que “a los niños les impacta el apoyo, la presencia de la empresa. Esto ha sido muy importante para nosotros porque han logrado desarrollar en los niños el amor, el cuido, el compartir con la naturaleza. El año pasado tuvimos dos encuentros, este año ya llevamos dos y los niños se van educando”.

Antes de partir, cada estudiante recibe un afiche con la imagen del mono araña, una especie emblemática de la zona, y un mensaje para prevenir su extinción. La idea es que los lleven a sus casas y los coloquen en un sitio visible, para que ellos también sean transmisores del mensaje que han recibido. Cuando se van de la escuela, agradecen efusivamente al equipo de MLR Forestal, conversan entre ellos, sonríen y caminan hacia sus hogares, cubriéndose del fuerte sol caribeño con el cartel.

Compartir

Pilares de nuestra operación

ico-inversion
01

Inversión de impacto

Impulsamos inversiones en la Costa Caribe Norte que generan empleos de calidad, dinamizan la economía, tecnifican la mano de obra y recuperan la vocación forestal de la zona.

ico-fomento
02

Fomento de la sostenibilidad

Desarrollamos sistemas agroforestales altamente productivos de teca, cacao y en asocio, sin sacrificar el medioambiente y el bienestar de generaciones futuras.

ico-desarrollo
03

Desarrollo comunitario

Practicamos la responsabilidad social intercultural con las comunidades mestizas e indígenas vecinas a nuestra operación, a través de la inversión en el capital social de la región, y el respeto a los pueblos originarios.